Cintas antideslizantes que facilitan la vida e impiden caer

Las cintas antideslizantes han aparecido como una solución para aquellos que sufren de problemas de coordinación motora, visión, o sencillamente son un poco torpes, cualquier clase de desnivel es una pesadilla que, generalmente, implica resbalar y consecuentemente caer.

Usualmente son tiras delgadas de materiales sintéticos, y tiene múltiples usos que se le pueden dar. Es común, por ejemplo, utilizarlo en las vías públicas, pasillos, escaleras o rampas. Si se trata de un lugar al exterior las superficies se van desgastando gradualmente, impidiendo el correcto agarre al suelo. Este problema es todavía peor con la lluvia, pues la humedad es peligrosa.

Los que llevan calzado especializado tienen pocas posibilidades de deslizarse, pero no siempre se cuenta con él y es obligatorio en muy pocos lugares, como en el interior de una fábrica. Y aunque es posible realizar procedimientos mejorando la tracción de todo el piso, el coste es elevado especialmente si el área del problema es específico.

También es útil en zonas de alto tránsito en la cual se suelan esparcir líquidos resbalosos que sea metálica o inclusive para pavimentos industriales con películas lubricantes. Y si esto no fuera suficiente, además su instalación es rápida.

Esto previene las pérdidas de ingreso o impedir la circulación, ya que son adheridas en la parte en la cual son requeridas sin necesidad de acordonar o suspender las actividades por un tiempo. Su señalización es, típicamente, de color amarillo y negro indicando precaución. No obstante, puesto que todos los hemos visto y usados en algún momento de nuestra vida, es fácil saber que cuando estamos sobre ellos, estaremos parados con firmeza.

Así que si el material anti resbalante que colocó en la entrada de su negocio ya se ha deteriorado o unos peldaños que son demasiado lisas, no tarde más y adquiera la simple respuesta.

 

Cintas antideslizantes

Advertisements